Las más de 100 actividades programadas han cosechado el respaldo del público que ha puesto en valor el hecho de poder participar en cursos con reconocidas influencers, habituales en las citas más importantes del sector, y la variedad de las propuestas -talleres, masterclass, charlas, demostraciones, áreas de trabajo y actividades para toda la familia- en las que han podido participar. Por su parte, los expositores han destacado la calidad del visitante de la feria que se ha traducido en el buen nivel de las ventas realizadas.

 Respecto al número de visitantes, se ha mantenido en niveles similares a los de la pasada edición, ya que este año la duración de la feria se ha reducido en una mañana.

 La comunidad handmade volverá a reunirse el próximo año en la tercera edición de Piedra-Papel-Tijera